La sedación consciente se realiza bajo la supervisión de un anestesista.

Es una herramienta muy útil para aquellos pacientes con miedo al dentista, que evitan someterse a ciertos tratamientos por no poder controlar su tensión.

VENTAJAS:
• Disminuye de forma eficiente la tensión nerviosa y la ansiedad.

• Contribuye a la analgesia, pues se incluye medicación que disminuye la inflamación y el dolor.

  • Minimiza los movimientos indeseados que dificulten el tratamiento dental.
  • Provocar cierto grado de amnesia de los procedimientos y de los momentos previos.
  •  Se pierde el control del tiempo, una sesión de dos horas se siente como veinte minutos, disminuyendo el cansancio y la fatiga.
Captura de pantalla 2015-10-16 a la(s) 13.51.49